Orígenes de la inteligencia artificial (parte 24)

mientos vacía (sin información) no es un sistema experto, sino un entorno de desarrollo de sistemas expertos (expert system shell). Existen en el mercado varios entornos de desarrollo de este tipo. Sólo después de introducir la información correspondiente en la base de conocimientos se podrá hablar de un verdadero sistema experto.


PROCESAMIENTO DEL LENGUAJE NATURAL

El problema del procesamiento del lenguaje natural puede dividirse en dos partes principales: el del lenguaje hablado (procesamiento de voz) y el del lenguaje escrito (procesamiento de textos en lenguaje natural); cada una de Las dos partes se divide, a su vez, en varios subproblemas diferentes. Pero procedamos con orden.


Procesamiento de voz

El primero esta esencialmente resuelto: basta disponer de una base de datos de sonidos silábicos (el numero de sílabas diferentes de una lengua hablada es relativamente pequeño algunos centenares), y de algoritmos para variar su entonación y combinarlas entre si. Ultimamente se ha hecho famoso el sistema generador de voz que utiliza el físico Stephen Hawking para dar conferencias, dado que su enfermedad impide hablar audiblemente. En cambio, la comprensión del lenguaje hablado es un problema más arduo, que normalmente se aborda en dos etapas: en la primera, Las fases habladas se traducen al texto escrito.
La segunda (la interpretación de dicho texto) se reduce al problema de la compresión del lenguaje escrito, que veremos más adelante.
Aun no se ha conseguido la traducción correcta por ordenador de frases habladas, cualesquiera a texto escrito. Para poder abordar el problema se han introducido restricciones que lo hacen más sencillo, especialmente algunas de Las siguientes:
- Restricción del texto hablado
- Restricción de la velocidad con que se habla
- Restricción de la persona que habla
Se utiliza la primera cuando lo que se desea interpretar es un subconjunto reducido del lenguaje hablado. Por ejemplo: ordenes para el sistema operativo de la computadora. Existen en el comercio varios programas y tarjetas de procesamiento de voz que permiten a cualquier persona emitir dichas ordenes ante un microfono y ser obedecida. Ahora bien, si el texto hablado es cualquiera (como ocurre en un sistema editado por ordenador), el número de combinaciones es tan grande, y existen tantas diferencias de acento y pronunciación entre Las personas, que es prácticamente imposible construir un programa capaz de entender todo lo que hable cualquiera de ellas. Existen dos maneras de resolverlo: o se obliga al que habla a separar las palabras (es decir, a hablar despacio) o se adapta el sistema de procesamiento de voz a una persona concreta, mediante una etapa de aprendizaje.


Procesamiento del lenguaje natural escrito

El problema del procesamiento de textos en lenguaje natural puede descomponerse en otros tres:
- Generación por ordenador de lenguaje natural comprensible.
- Comprensión por el ordenador del lenguaje humano escrito.
- Traducción automática entre dos lenguas humanas diferentes.
La generación por ordenador de lenguaje natural es el más sencillo de los tres. La forma más fácil de resolverlo se reduce a dotar al programa de una biblioteca de frases prefabricadas, que utilizara tal como están cuando se presente la oportunidad correcta. Evidentemente, Las posibilidades del programa se limitan a las frases que contenga su biblioteca, que puede ser tan grande como se desee, pero más pronto o más tarde comenzaran a repetirse, como sucede en el caso del famoso programa ELIZA, que imita la conducta de un psiquiatra ante un enfermo.
En casos más complicados, se dota al generador de textos de una gramática a la que deben adaptarse las frases producidas, que no es necesario que sea tan compleja como la de los lenguajes humanos para que los resultados tengan el aspecto de frases normales, de las que usamos cada día. Estos programas disponen de un diccionario, de donde pueden extraer las palabras apropiadas para rellenar la oración que están generando. A veces, la selección de palabras es aleatoria (se realiza al azar), como en un programa construido por el poeta español Juan Ruiz de Torres, que produce poesías aceptables en lenguas castellana.
Es evidente que la comunicación con los ordenadores se facilitaría si pudiésemos utilizar para ellos un lenguaje humano (ingles, castellano, etc.), en lugar de los lenguajes artificiales especializados con los que los programamos. El problema es que nuestras lenguas maternas son muy ambiguas, pues hay palabras con doble o triple sentido, que a veces desempeñan papeles sintácticos distintos, y cuya interpretación en cada caso concreto depende del contexto en que se encuentran y, a veces, de una enorme cantidad de conocimientos sobre las cosas y el mundo que los ordenadores no poseen. Estas ambigüedades no existen en los lenguajes de programación, que han sido diseñados para facilitar el análisis. Además los lenguajes naturales tienen una característica propia
[ Página siguiente >>> ]

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29