Biografías de personajes influyentes de la historia

Biografía de: Dewey, John

Dewey, John
John Dewey, uno de los m√°s destacados fil√≥sofos estadounidenses, fotografiado mientras observa con atenci√≥n una figura china, uno de los regalos recibidos en su nonag√©simo cumplea√Īos.

EstadosUnidos, América

Filósofo estadounidense.

Biografía:
(Burlington, EE UU, 1859-Columbia, id., 1952) Fil√≥sofo estadounidense. Miembro destacado de la Escuela de Chicago, se prodig√≥ en algunas de las entonces nacientes disciplinas human√≠stico-cient√≠ficas, como la sociolog√≠a o la psicolog√≠a, y sobre todo en la pedagog√≠a, en cuyo campo llev√≥ a cabo una importante renovaci√≥n de conceptos, y en el que obtuvo mayor fama en su tiempo. Se le considera el fundador de la ¬ęescuela activa¬Ľ: propuso la sustituci√≥n del alumno pasivo y de la t√©cnica de la memorizaci√≥n por el fomento de las iniciativas y la integraci√≥n del aprendizaje en un proceso activo y cooperativo. Este conjunto de ideas tendr√≠a una amplia resonancia, y ser√≠an el punto de partida de los trabajos de Maria Montessori. Adem√°s conectan directamente con sus tesis ¬ęfilos√≥ficas¬Ľ, aunque el propio autor evitaba esta distinci√≥n y tend√≠a a ver una total continuidad en su pensamiento. Las influencias de Dewey explican bien el car√°cter interdisciplinar de su obra: de Hegel toma el monismo, en la medida en que participa de una noci√≥n de realidad unitaria en la cual las oposiciones se producen en un segundo momento; de James, la exigencia de multiplicar y diversificar los m√©todos de conocimiento, a fin de propiciar una reforma del mismo; del darwinismo, las nociones b√°sicas de evoluci√≥n y adaptaci√≥n al entorno; finalmente, con Peirce y Mead comparte el com√ļn patrimonio del pragmatismo y la idea de una ¬ęraz√≥n instrumental¬Ľ. Ya en vida, Dewey goz√≥ del reconocimiento acad√©mico por su labor, y en 1899 fue elegido presidente de la American Psychological Association, y de la American Philosophical Association en 1905. Esto le brind√≥ la posibilidad de divulgar ampliamente su obra en los c√≠rculos acad√©micos de todo el mundo, hasta el punto de que lleg√≥ a impartir clases en Jap√≥n y China (1919-1921) y en la Uni√≥n Sovi√©tica. Producto del monismo hegeliano heredado, Dewey entiende que la experiencia la conforman el componente subjetivo (humano) y el objetivo (la naturaleza): en la medida en que el hombre se encuentra inscrito en el mundo, √©ste lo condiciona hasta el punto de que mundo y hombre constituyen un todo ¬ęorg√°nico¬Ľ. Pero, adem√°s, frente al cognoscitivismo, opone una experiencia compleja cuyo car√°cter preferente no es el conocimiento. √Čste es una forma de experiencia m√°s, entre otras: ante todo el ser y el tener. Un hombre, por ejemplo, puede dudar de cu√°l es la enfermedad que le aqueja y le provoca la serie de molestias que tiene, pero de lo que no duda nadie es de las molestias que sufre, pese a que ignore su causa y la relaci√≥n que entre ellas exista. Opuesta a la experiencia estrictamente positiva (mensurable) del empirismo, la de Dewey queda expuesta al error y a la incertidumbre, por lo que deja al conocimiento en una situaci√≥n de precariedad. Con ello, neutraliza la divinizaci√≥n hist√≥rica del conocimiento y evita que √©ste acabe ahogando al hombre en la estrechez de su parcialidad, elevada a absoluto. Sin embargo, esta operaci√≥n sirve precisamente para ubicar el conocimiento en su justo lugar: ¬ęExisten dos dimensiones de las cosas experimentadas; una es la de "tenerlas" y la otra la de "conocerlas" para tenerlas de un modo m√°s significativo y seguro¬Ľ. As√≠, el valor del conocimiento se cifra en su car√°cter instrumental. No se trata ya de que reduzca el mundo a la certeza absoluta, tal como pretend√≠a Descartes, sino de que, aun cuando subyazca la precariedad constitutiva de la experiencia incierta y oscura, sirva a los hombres tanto como sea posible. A pesar de que mantiene un componente irreductible en la experiencia, Dewey aboga por cierta noci√≥n de progreso en la medida en que entiende que el conocimiento puede servir para transformar la realidad en beneficio del hombre. Pero, por lo mismo, la utilidad de un conocimiento funciona como su concepto regulador; √©ste s√≥lo es v√°lido mientras sirva para operar en el mundo con miras a hacer la realidad m√°s conforme a los fines humanos.


Obras:
Estudios sobre la teoría lógica (Studies in Logical Theory, 1903)
Democracia y educación (Democracy and Education, 1916)
Reconstrucción filosófica (Reconstruction in Philosophy, 1920)
Experiencia y naturaleza (Experience and Nature, 1925)
La b√ļsqueda de la certeza (The Quest for Certainty, 1929)
Filosofía y civilización (Philosophy and Civilization, 1931)
Lógica como teoría de la investigación (Essays in Experimental Logic, 1938)
Libertad y cultura (Freedom and Culture, 1939)
Teoría de la valoración-Enciclopedia Internacional de la Ciencia Unificada (Theory of Valuation-International Encyclopedia of Unified science, 1939).

Citas:
¬ęEl reconocimiento inteligente de la continuidad entre naturaleza, hombre y sociedad es la √ļnica base para el desarrollo de una moral seria pero no fan√°tica, rica en aspiraciones de sentimentalidad, adaptada a la realidad pero sin convencionalidad; prudente pero sin tomar la forma del c√°lculo de los beneficios, idealista pero no rom√°ntica.¬Ľ

Véase:
Descartes, René, Hegel, Georg Wilhelm F., James, William, Mead, Margaret, Montessori, Maria