Biograf铆as de personajes influyentes de la historia

Biograf铆a de: Cicer贸n, Marco Tulio

Cicer贸n, Marco Tulio
Busto de Marco Tulio Cicer贸n.

Italia, Europa

Orador, pol铆tico y fil贸sofo latino.

Biografía:
(Arpino, actual Italia, 106 a.C.-Formies, id., 43 a.C.) Orador, pol铆tico y fil贸sofo latino. Perteneciente a una familia plebeya de rango ecuestre, desde muy joven se traslad贸 a Roma, donde asisti贸 a lecciones de famosos oradores y jurisconsultos y, finalizada la guerra civil (82 a.C.), inici贸 su carrera de abogado, para convertirse pronto en uno de los m谩s famosos de Roma. Posteriormente, se embarc贸 rumbo a Grecia con el objetivo de continuar su formaci贸n filos贸fica y pol铆tica. Abierto a todas las tendencias, fue disc铆pulo del epic煤reo Fedro y del estoico Diodoto, sigui贸 lecciones en la Academia y fue a encontrar a Rodas al maestro de la oratoria, Mol贸n de Rodas, y al estoico Posidonio. De vuelta en Roma, prosigui贸 su carrera pol铆tica, y en el lapso de trece a帽os consigui贸 las m谩s altas distinciones. Empez贸 como cuestor en Sicilia en el 76 a.C., y en el 70 a.C. acept贸 defender a los sicilianos oprimidos por el antiguo magistrado Verres, para quien sus alegatos (Verrinaes) supusieron la condena, lo cual lo hizo muy popular entre la plebe y contribuy贸 a consolidar su fama de abogado. Decidido partidario del republicanismo, admit铆a la necesidad de un hombre fuerte para dotar de estabilidad al Estado, figura que reconoc铆a en Pompeyo; sus simpat铆as por 茅l, sin embargo, no fueron siempre correspondidas. Su carrera pol铆tica fue fulgurante: en un a帽o fue elegido edil, en el 66 a.C. pretor, cargo desde el que propuls贸 un acercamiento entre caballeros y senadores (concordia ordinum), y dos a帽os despu茅s obtuvo la elecci贸n de c贸nsul del Senado. Desde esta posici贸n, hizo fracasar la reforma agraria propuesta por Rullo, hizo frente a los populares, liderados por Craso y C茅sar, y llev贸 a cabo una de las batallas m谩s dram谩ticas y peligrosas de su carrera: su oposici贸n a la conspiraci贸n de Catilina. Derrotado en las elecciones, 茅ste se dispon铆a a promover levantamientos para instaurar una dictadura. Los cuatro discursos (Catilinarias) pronunciados por Cicer贸n ante el Senado a fin de conseguir la ejecuci贸n de los conspiradores constituyen la muestra m谩s c茅lebre de su brillante oratoria, de gran poder emotivo. Sin embargo, su actuaci贸n acab贸 por significarle el exilio a帽os m谩s tarde, cuando Clodio, elegido tribuno de la plebe (58 a.C.) gracias a C茅sar, consigui贸 el reconocimiento de una ley que sancionaba con la pena de muerte a todo ciudadano romano que hubiera hecho ejecutar a otro sin el previo consentimiento del pueblo. Tras buscar, sin 茅xito, el apoyo de Pompeyo, Cicer贸n march贸 al exilio. Regres贸 a Roma apenas un a帽o y medio m谩s tarde, pero para entonces su carrera pol铆tica estaba pr谩cticamente acabada, situaci贸n que pareci贸 hacerse definitiva con la dictadura de C茅sar (48-44 a.C.). S贸lo cuando 茅ste fue asesinado, Cicer贸n volvi贸 a la escena pol铆tica para promover la restauraci贸n del r茅gimen republicano. En un principio, mientras Marco Antonio a煤n no se hab铆a afianzado en el cargo, goz贸 de cierto poder y consigui贸 la amnist铆a para los asesinos de C茅sar, pero apenas aqu茅l se sinti贸 seguro, Cicer贸n se encontr贸 con una fuerte resistencia, a la que hizo frente verbalmente con las catorce Fil铆picas. En vano intent贸 entonces aliarse con Octavio, hijo de C茅sar, contra Marco Antonio: tras la batalla de M贸dena, Octavio se reconcili贸 con Marco Antonio y uni贸 sus fuerzas con las de 茅ste y con el ej茅rcito de L茅pido para la formaci贸n del segundo triunvirato (43 a.C.). Ese mismo a帽o, Cicer贸n fue apresado y ejecutado. Formado en las principales escuelas filos贸ficas de su tiempo, mostr贸 siempre una actitud antidogm谩tica y recogi贸 aspectos de las diversas corrientes. La originalidad de sus obras filos贸ficas es escasa, aunque con sus sincr茅ticas exposiciones se convirti贸 en un elemento crucial para la transmisi贸n del pensamiento griego. Al final de su De Republica contrasta su probabilismo con una exaltaci贸n religiosa de signo neoplat贸nico. Como literato, se convirti贸 en el modelo de la prosa latina cl谩sica, con un estilo equilibrado y de largos y complejos per铆odos, aunque perfectamente enlazados (De divinatione).


Obras:
Discursos:
Verrinaes ( h. 70 a.C.)
De lege agraria (63 a.C.)
Catilinarias (Catilinam orationes, 63 a. C.)
Fil铆picas (In M. Antonium orationes Philippicae, 44 a. C.).
Tratados:
Sobre la ret贸rica (De oratore, 55 a.C.)
Sobre la Rep煤blica (De Republica, 54-55 a.C.)
Sobre las leyes (De legibus, 52 a.C.)
Cato maior (46 a.C.)
Sobre la vejez (De senectute, 46 a.C.)
Sobre la adivinaci贸n (De divinatione, h. 45 a.C.)
Sobre la amistad (Laeleius o De Amicitia, 45 a.C.)
De finibus bonorum et malorum (45 a.C.)
Hortensius (45 a.C.)
Sobre la naturaleza de los dioses (De natura deorum, 45 a.C.)
Sobre el deber (De officiis, 44 a.C.).

Citas:
芦No se puede decir nada tan absurdo como para que no haya sido dicho por alg煤n fil贸sofo.禄

De divinatione

Véase:
Catilina, Lucio Sergio, C茅sar, Cayo Julio, Dem贸stenes, Marco Antonio, Pompeyo, Magno Cneo, Quintiliano, Varr贸n, Marco Terencio

Crono: Ubicar en la línea de tiempo