Biografías de personajes influyentes de la historia

Biografía de: Alfonso V el Magnánimo

Alfonso V el Magn√°nimo
Alfonso V el Magn√°nimo recibe a sus s√ļbditos. Instalada su corte en N√°poles a partir de 1443, el monarca convirti√≥ esta ciudad en un gran centro del humanismo renacentista.

Espa√Īa, Europa

Rey de Arag√≥n, Valencia, Mallorca, Sicilia y Cerde√Īa, conde de Barcelona y rey de N√°poles.

Biografía:
(Medina del Campo, actual Espa√Īa, 1396-N√°poles, 1458) Rey de Arag√≥n, Valencia (Alfonso III), Mallorca (Alfonso I), Sicilia (Alfonso I) y Cerde√Īa (Alfonso II), conde de Barcelona (Alfonso IV) (1416-1458) y rey de N√°poles (Alfonso I) (1442-1458). Hijo primog√©nito del infante Fernando de Castilla y de Leonor de Alburquerque, se convirti√≥ en heredero al trono de la Corona de Arag√≥n cuando su padre fue proclamado rey, el 24 de junio de 1412, en el compromiso de Caspe, acuerdo que pon√≠a fin al conflictivo interregno abierto en la Confederaci√≥n catalano aragonesa a la muerte del soberano Mart√≠n I sin sucesor directo (1410). En 1415, el pr√≠ncipe Alfonso cas√≥ con Mar√≠a de Castilla, su prima hermana, con quien no tendr√≠a hijos, y ese mismo a√Īo tuvo que asumir las tareas de gobierno a causa de la enfermedad de su padre, Fernando I de Arag√≥n. En 1416, el prematuro fallecimiento del monarca le hizo ce√Īirse la corona, con tan s√≥lo veinte a√Īos. A pesar de la prudencia del joven soberano, en 1419 surgieron las primeras discrepancias con las cortes catalanas, que no s√≥lo exig√≠an la destituci√≥n de sus consejeros castellanos, sino que tambi√©n se opon√≠an, parad√≥jicamente, al deseo de Alfonso V de proseguir personalmente la secular expansi√≥n de Catalu√Īa por el Mediterr√°neo, debido al previsible perjuicio que la ausencia real provocar√≠a en los estados hisp√°nicos de la Corona de Arag√≥n. El rey, sin embargo, zarp√≥ hacia Cerde√Īa y consolid√≥ el dominio catal√°n sobre la isla (1420), pero hubo de renunciar a adue√Īarse de C√≥rcega, dado el apoyo que la ciudad de G√©nova prestaba a los corsos (1421). Esta decisi√≥n se adopt√≥ ante la posibilidad de conquistar N√°poles, donde dos facciones nobiliarias se disputaban la sucesi√≥n de la reina Juana II. As√≠, en julio de 1421, Alfonso el Magn√°nimo venci√≥ a Luis de Anjou, pretendiente al trono napolitano, y a los genoveses, lo cual le permiti√≥ entrar en la ciudad italiana y convertirse en el ahijado de su soberana, aunque dos a√Īos m√°s tarde una revuelta popular le oblig√≥ a replegarse a Catalu√Īa. Durante nueve a√Īos permaneci√≥ en sus reinos peninsulares, enzarz√°ndose en una est√©ril guerra con el monarca castellano Juan II para defender los intereses pol√≠ticos y econ√≥micos de sus hermanos, los infantes de Arag√≥n, en Castilla.
En mayo de 1432, Alfonso V parti√≥ definitivamente hacia Italia, para instalarse en Sicilia. A la muerte de Juana II de N√°poles, en 1435, el monarca intent√≥ asediar Gaeta, pero en la batalla de Ponza cay√≥ prisionero de los genoveses, aliados del nuevo soberano napolitano, Renato de Anjou. Trasladado a Mil√°n, Alfonso supo sin embargo granjearse la simpat√≠a de Felipe Mar√≠a Visconti, duque de Mil√°n y se√Īor de G√©nova, quien se convirti√≥ en un amigo leal. Esta amistad facilitar√≠a, en 1443, despu√©s de a√Īos de lucha con Venecia, Florencia, el Papado y los angevinos, la conquista de N√°poles por parte del rey aragon√©s. A partir de este momento, Alfonso V estableci√≥ su corte en N√°poles, convirti√≥ la ciudad un gran centro human√≠stico y se dedic√≥ por completo a la pol√≠tica italiana. De forma paralela, el monarca confi√≥ el gobierno de sus reinos hisp√°nicos, sucesivamente, a la reina Mar√≠a (1432-1454) y al hermano de √©sta Juan de Navarra (1454-1458). Con todo, desde la distancia, favoreci√≥ las aspiraciones de los campesinos de remensa catalanes (1448), aunque no dud√≥ en sofocar violentamente la revuelta del campesinado mallorqu√≠n (1453). Alfonso V el Magn√°nimo muri√≥ en el castillo del Ovo, en la ciudad de N√°poles, el 27 de junio de 1458, y fue sucedido en la Corona de Arag√≥n por Juan de Navarra y en el reino de N√°poles por su hijo natural Fernando.

Citas:
¬ęLos libros son, entre mis consejeros, los que m√°s me agradan, porque ni el temor ni la esperanza les impiden decirme lo que debo hacer.¬Ľ

Véase:
Alfonso I el Batallador, Alfonso II el Casto, Fernando II el Católico, Germana de Foix, Jaime I el Conquistador, Juan II, Juana Enríquez, Pedro IV el Ceremonioso, Petronila, Ramón Berenguer I, Ramón Berenguer III, Ramón Berenguer IV, Vicente Ferrer, san

Wikipedia: